Marzo con las Artes Marciales Tradicionales

Las Artes marciales son métodos variados de combate, con o sin armas, usados en su origen en guerras en el Lejano Oriente con una base filosófica muy importante, especialmente del budismo Zen.

Se iniciaron a principios del siglo VI d.C. Bodhidharma, un sacerdote y caballero indio, llevó el budismo Zen a China junto con un sistema de autodefensa, con la finalidad de estimular el desarrollo físico y mental además de entrenar técnicas de defensa basado en los movimientos de animales reales y míticos.

Los ejercicios fueron evolucionando junto con el Zen, extendiéndose por toda la región Oriental, desarrollando durante siglos sistemas de luchas cuerpo a cuerpo, con la finalidad de defender y conquistar. Algunos de estos sistemas siguen prácticamente intactos gracias al mantenimiento de su cultura y su estilo de vida.

Las Artes Marciales tradicionales tienen multitud de beneficios de manera que realmente se pueden convertir en un modo o estilo de vida completo para cualquier persona, ya que nos sirve como preparación y recuperación física, mejora de la salud, como defensa, desarrollo personal y mental, como terapia para la disminución de la agresividad, desarrollo del carácter, de la autoestima y de la responsabilidad.

En nuestro Centro Pilates 7Levels podréis encontrar dos metodologías muy completas con las que poder crecer mental y espiritualmente y mejorar nuestro rendimiento físico:

SATRIA FIGHTING ARTS

Sistema completo de Artes Marciales procedentes de Indonesia, con técnicas basadas en distintos tipos de animales. El Satria abarca varias ramas, no solo el trabajo de lucha, sino también la meditación, el control de mente y cuerpo, la flexibilidad, la condición física, la coordinación. Dentro del Satria se encuentra una pequeña rama de Satria Yoga para mejorar los movimientos y su flexibilidad, con un enfoque hacia la Salud.

YANG TAICHÍ TRADICIONAL

En el Yang Taichi tradicional, todo nuestro cuerpo debe estar en movimiento, aplicando de forma meticulosa todos sus principios. Son movimientos suaves y no violentos, pero siguiendo las características de firmeza y suavidad en su justo equilibrio, como el yin y el yang, fluyendo con libertad de movimiento pero sin perder la potencia. Los tres grandes requisitos que rigen el Yang Taichi son Relajación, Firmeza y Concentración.